Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Continuar
ASISTENCIA HOSPITALARIA

La magia de la radio en el Hospital de Salamanca

Los niños ingresados en el Complejo Asistencial de Salamanca, lo pasaron en grande participando en un taller de radio muy especial. De la mano de la Fundación Atresmedia y con la colaboración de  Onda Cero Salamanca un ‘pedacito de la radio’ se trasladó a la planta de pediatría para que los pequeños hospitalizados pudieran entretenerse, desconectar por un momento de su enfermedad y descubrir la magia de este gran medio de comunicación.

La magia de la radio en el Hospital de Salamanca  La magia de la radio en el Hospital de Salamanca | Foto: Fundación Atresmedia

Fundación Atresmedia  |  Madrid  | Actualizado el 31/05/2016 a las 18:03 horas

Los pequeños disfrutaron mucho al grabar indicativos, presentar  temas musicales, escuchar su propia voz  por los auriculares y hablar de sus intereses y hobbies por los micrófonos. Además, han podido entrevistar a las profesoras del Aula Hospitalaria, Rosa y Raquel, y aprovechando la reciente celebración del Día del Niño Hospitalizado, el conocido locutor de radio, Pepe Ramos, se ha pintado los labios de rojo y ha repartido “besos redondos” a todos los niños.

Los compañeros de Onda Cero fueron los conductores de este taller que se enmarca dentro de las actividades del Programa de Asistencia Hospitalaria con el que la Fundación Atresmedia colabora desde el 2010 con los distintos centros de Castilla y León.

Estos talleres, que se realizan de manera alterna en los 163 hospitales con los que colabora actualmente la Fundación tiene como objetivos: contribuir en la mejora y enriquecimiento de la relación entre los menores y los medios de comunicación, de modo que éste sea una herramienta más al servicio de su desarrollo personal y cívico, facilitar mediante la acción educativa, que el período de hospitalización sea más llevadero para el niño, atendiendo a sus necesidades afectivas para superar su pérdida de seguridad y el trauma hospitalario y facilitar también a los pacientes  recursos para la utilización de su tiempo libre en el hospital, potenciando las actividades lúdicas-educativas. En definitiva,  provocar en los niños “recuerdos positivos” de su paso por el hospital.

Cerrar ventana
Cerrar ventana