MÚSICA PARA ROMPER MITOS

MÚSICA PARA ROMPER MITOS

Roberto, el primer músico con autismo que graba un disco en España

La historia de Roberto Álvarez, un joven con autismo, es emocionante y sorprendente. Hasta los 7 años no habló. Y, ahora, a los 14 años, este adolescente nacido en Huelva, tiene todavía grandes problemas de lenguaje. Sin embargo, dotado de un extraordinario oído, gracias a la música ha encontrado una vía de comunicación mágica donde expresar sus emociones y sentimientos. Se ha convertido en noticia por ser la primera persona con autismo en grabar un disco en España y de los primeros del mundo.

Las composiciones de ‘Gracias’, que así se llama el álbum, tienen títulos tan reveladores como ‘Siento’, ‘Hablamos claro’, ‘Especial’, ‘Amigo’, ‘Sonríe’, ‘Mi autismo’ y la propia ‘Gracias’. Todas reflejan las dificultades que tienen las personas con autismo para relacionarse, sus frustraciones y   críticas a la incomprensión social, pero también suponen un agradecimiento a quienes les apoyan, el valor de la música, la mirada de quienes comparten su vida y mensajes para encontrar una motivación diaria.

Roberto presentará el videoclip de ‘Gracias’ el próximo 26 de enero durante la Gala de la Discapacidad, que organiza anualmente el Ayuntamiento de Huelva. Durante el evento, interpretará en directo la canción mientras se proyecta el videoclip, que ya puede verse a través de plataformas como YouTuBe, Vimeo o Vevo.  Además, cantará otro tema, ‘Sonríe’, junto a ocho compañeros con autismo y dos que tocarán piezas al piano y la flauta.

“Roberto ha hecho historia marcando un precedente que espero que sirva de impulso para que otras personas como él se hagan visibles a la sociedad y muestren sus capacidades” cuenta David Núñez, su profesor de música y director de ETHOS, Centro para la diversidad de Huelva, y autor de las letras y composiciones de ‘Gracias’.

Para David, el objetivo de este proyecto pionero es  concienciar a la sociedad sobre el autismo. “Las personas con autismo son mucho más que autismo. Es importante que cuando se hable de autismo se hable de forma correcta. Hay que sensibilizar a la gente de que es un trastorno neurológico y no una enfermedad, y hay que romper con estereotipos tales como que las personas con autismo no hablan, no pueden comunicarse o que viven en su mundo.

Estas personas están en nuestro mundo, conviven con nosotros y son diferentes no por tener autismo, sino porque todos somos diferentes”, destaca y añade: “Es muy importante que todos seamos conscientes de que el hecho de tener dificultades en su día a día, no implica no tener capacidades, y mi alumno Roberto Álvarez es un claro ejemplo de ello”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.