Que vivimos inmersos en la época más puntera y pionera de la tecnología y la digitalización no es ningún secreto. La última década del siglo XXI ha sido un impulso gigante para el avance online de nuestra forma de vivir. Por ello, conviene que nos adaptemos a estas circunstancias en todos los ámbitos de la sociedad.

Una de las áreas de la sociedad más afectadas por este devenir tecnológico ha sido la educación. Acostumbrada a un modelo tradicional y analógico, ha tenido que reinventarse de forma completa estos últimos años para seguir el compás de los tiempos.

El estudio ‘Aprender y educar en la era digital: marcos de referencia’, impulsado por Fundación Telefónica y Fundación ”la Caixa” es un gran punto de partida para entender qué está pasando. De la mano de Fernando Trujillo, docente y experto reconocido del ámbito educativo, han analizado la situación. Aprender y educar son las dos acciones que más nos definen como seres humanos, por el impacto que tiene en la sociedad que nos rodea.

Hoy en día se exige mucho más que en años anteriores en materia de enseñanza, como es lógico. En este sentido, esta investigación ha desarrollado dos marcos de referencia: El Marco Global de la Competencia para Aprender en la Era Digital (MGCAED) y el Marco Global de la Competencia Educadora en la Era Digital (MGCEED).

Se ha pretendido que ambos estén alineados con los marcos internacionales que pretenden describir y definir el aprendizaje y la docencia, así como también la competencia digital; por otro lado, aspiran a ofrecer una mirada novedosa, positiva y compleja del proceso de aprendizaje en la era digital. Ambos se han construido en base a aportaciones de marcos internacionales y de la experiencia de expertos.

El Marco Global de la Competencia para Aprender en la Era Digital (MGCAED) pretende promover el debate y la reflexión sobre el sentido y los componentes del aprendizaje en el siglo XXI. Para ello, el panorama que se dibuja es un aprendizaje a lo largo de la vida, basado en la interacción (inmediata o mediada por la tecnología) con otras personas y fundamentado en una imagen del aprendiz como agente activo, no solo en relación con su propio desarrollo sino también en relación con el mundo.

Por otro lado, el Marco Global de la Competencia Educadora en la Era Digital es, fundamentalmente, un marco para ser utilizado en el plano profesional, pero que, sin embargo, puede iluminar aspectos importantes de los planos organizacionales y de políticas regionales o nacionales.

Supone un intento de avance en la descripción de los roles de una persona dedicada a la educación en el siglo XXI, cuyas tareas van más allá de las funciones tradicionales del docente centradas en la transmisión y la evaluación de aprendizajes. Todo esfuerzo de investigación que suponga mejorar la parcela educativa es siempre bienvenido. Por ello, desde Fundación ATRESMEDIA queremos agradecer a Fundación Telefónica, Fundación ”la Caixa” y al profesor Fernando Trujillo la elaboración de este documento.