De la mano de la doctora Amparo Suay, directora del Curso Universitario de Comunicación con el Paciente Pediátrico, dirigido a médicos, enfermeros y otros profesionales sanitarios, procedemos a resumir las claves y mensajes más importantes que se han enseñado en el módulo “herramientas de la comunicación”.

En este tercer bloque se ha abordado la importancia de la comunicación como herramienta estratégica de una organización sanitaria, y las funciones del departamento de comunicación dentro de la institución, entre otros aspectos relevantes. En este sentido, se han dado a conocer las principales tendencias y herramientas de la comunicación sanitaria entre profesionales y pacientes, y se ha analizado la necesidad de que las organizaciones se orienten al paciente, adaptando en este caso su comunicación al paciente pediátrico y sus familiares.

Igualmente, se ha analizado la nueva comunicación en el entorno sanitario con la influencia del entorno 2.0 y las claves de su éxito, concepto que defiende una visión integral e innovadora del modelo de sanidad, poniendo especial relevancia en el “paciente empoderado”. Según señala Mª Ángeles Alarcón Zahonero, docente de este módulo, se trata de un paciente que tiene acceso a las nuevas tecnologías y que comparte contenidos; que utiliza Internet para informarse y que genera contenidos.

Existen multitud de plataformas de pacientes, blogs, y páginas dedicadas a la salud. En ellas, el paciente ha pasado a ser más proactivo, cuenta con más capacidad crítica, quiere ser escuchado e interactuar con otros pacientes. En las redes sociales ha encontrado “su comunidad”, un espacio que le ofrece cercanía y confianza para compartir sus experiencias e intercambiar impresiones con otros usuarios.

En este sentido, las redes sociales pueden servir para compartir información e influir socialmente, con el atractivo que suponen su bajo coste, la multitud de recursos existentes y la facilidad para la participación comunitaria, en las que los familiares del paciente pediátrico han encontrado un espacio atractivo de comunicación. Todo ello enmarcado en un amplio abanico de aplicaciones, servicios y herramientas que definen la Web 2.0, que permite a los usuarios interactuar con otros usuarios.

En resumen, las organizaciones sanitarias deben adaptar su comunicación a este nuevo tipo de “paciente empoderado”, aportando contenidos especializados y fiables que aporten valor frente a la información no contrastada que los pacientes encuentran muchas veces en Internet.

Asimismo, una buena gestión de la comunicación interna, debe estar apoyada en herramientas que faciliten la labor de las entidades, tales como el correo electrónico, la Intranet, la revista interna o los tablones de anuncios, sin descuidar tampoco, según nos recuerda Mª Ángeles Alarcón Zahonero, docente de este módulo, la comunicación personal, el contacto humano, que debe mantenerse como una valiosa herramienta para la gestión de la comunicación en un sector tan humanista como el sanitario.